Lorenzo Silva: “El autor debe saber que su trabajo se desarrolla a cuarenta años vista”

Que no se diga que no estamos al quite de la actualidad. Pasaporte Charro entrevista al reciente y flamante Premio Planeta 2012, Lorenzo Silva. Pero no para hablar de su premio, sino para hacerlo de literatura, del género negro y de la crisis (entre otras cosas)

ACTUALIZACIÓN (18/10/12): Esta entrevista a Lorenzo Silva se publicó, originalmente, el 3 de Agosto de 2011 en la revista “Verano Complutense”, publicación de los Cursos de Verano de la UCM. Esta entrada recoge parte del material que no pudo utilizarse entonces, junto a algún añadido de lo ya publicado. Pido disculpas si alguien ha interpretado que la entrevista era original y reciente, al no citarse expresamente en la publicación en Pasaporte Charro con fecha de ayer y, por ello, se ha sentido engañado

El género de la novela negra vive una auténtica edad de oro ¿A qué se debe?

Así son las modas, no solo ésta. Además, con Internet, las modas son  explosivas y alcanzan dimensiones impensables, hace unos años. Son muy rápidas y muy grandes, con impactos muy vertiginosos y expansivos. Llevo mucho tiempo en esto. Bueno, mucho no, pero sí el suficiente como para haber conocido épocas en las que el género policíaco no sólo no tenía este éxito ni esta demanda, sino que podría decir que era una Cenicienta. Eras un paria editorial, si te dedicabas a escribir novelas policíacas en España. El cambio, tan drástico, me ha pillado un poco así… Yo escribía novela negra hace quince años, cuando los editores no la querían, la escribo ahora que los editores la quieren mucho y, cuando pase esta onda y la gente quiera otra cosa – que no sé bien lo que será – lo seguiré haciendo.

“Lo que ha pasado en España, en el fondo, lo sabíamos todos y ha sido un fenómeno de auto estafa colectivo muy obvio”

¿Semper fidelis, pues?

Desde el punto de vista de la creación, debes tener un proyecto y, si bien no puedes ser ciego a la realidad que te rodea, debe ser TU proyecto, no puedes dejar que el paso te lo marquen. No sé hasta qué punto, secretamente, deseo que pase un poco la onda de la que hablaba, para que esta moda tenga una dimensión real y en perspectiva. No me entienda mal: todo esto ha venido muy bien, porque el género negro era muy menospreciado y se era muy condescendiente con él, desde muchos ámbitos y creo que esto se ha corregido. Faltará, con el tiempo, encontrarle la auténtica dimensión. Sobre todo para que a la gente no le valga con cualquier cosa, sino que lea libros que le satisfagan. También, como escritor, para que no escribas sobre ficciones, sino sobre tu lector real, el que perdura. Al final, un escritor trabaja a largo plazo. El autor debe saber que su trabajo se desarrolla a cuarenta años vista y que lo de pan para hoy y hambre para mañana es para otros negocios. Estás en una carrera de fondo y, quien te mantiene en esa carrera no son los lectores de la moda, sino los que vas fidelizando.

En la sociedad actual, donde todo se produce hoy para consumir hoy, parece tarea difícil

Pero es que sigue siendo así. Yo también me desarrollo y escribo en esta sociedad y me doy cuenta de que, quienes me mantienen vivo en el negocio editorial son esos lectores y no los de la moda.

Para quien se sube a la ola ahora mismo y no conoce del todo el género ¿Qué autores hay que leer a fondo, o releer si ya se han leído?

Bueno, siempre terminamos cayendo en el tópico y nombrando a los mismos. El canon contemporáneo del género, que abarca principalmente el siglo XX, lo vienen a construir Conan Doyle, Dashiel Hammet, Raymond Chandler, Jim Thomson y quizás podría añadir a George Simenon. Desde una perspectiva nórdica y contemporánea, el canon lo marcan Maj Sjöwall y Per Wahlöö – matrimonio sueco, creador del detective Martin Beck -. En España, principalmente hay que tener en cuenta a dos autores que dan carta de naturaleza a todo esto. A uno siempre se le recuerda y al otro no, aunque a mí me gusta citarlos siempre a los dos. El recordado es Vázquez Montalbán y el olvidado y omitido siempre es García Pavón, que hizo una novela policíaca de excelente calidad literaria, muy enraizada con la realidad española de la época.

Autor este último muy desconocido pero realmente brillante, como demuestran las historias protagonizadas por Plinio

Es un gran escritor, que realiza una radiografía muy certera de la sociedad de su tiempo, que es lo que ha hecho siempre la novela negra o criminal, una sociedad rural y primaria, como era la española entonces. Lo acusan de conservador y no creo que lo sea. Es cierto que no es marxista leninista, no es un Che Guevara, pero la mirada que lanza sobre la sociedad tardo franquista no es para nada complaciente. Pone de relieve su hipocresía, su doble moral y sus realidades ominosas guardadas en el armario. García Pavón tiene una mala prensa injustificada.

“El género negro era muy menospreciado y se era muy condescendiente con él, desde muchos ámbitos”

La novela policíaca ¿Tendría tanto calado entre el gran público sin personajes carismáticos como Plinio o su creación, Rubén Bevilacqua?

Depende mucho del personaje. En realidad tengo una teoría mucho más arriesgada, que no sé si todo el mundo comparte. Creo que toda la literatura narrativa depende de los personajes y el carisma de una historia es el carisma de sus personajes. Pueden ser varios personajes con un carisma compartido o uno solo, muy carismático y rodeado de otros. Es difícil entender la repercusión del Quijote sin Alonso Quijano y Sancho Panza, es difícil entender “En busca del tiempo perdido” sin la figura del narrador que, realmente, es un trasunto del autor.

De una sociedad como la actual, ¿Qué diría alguien tan despiadadamente sincero como Bevilacqua?

No tengo por qué suplantarle. Ya lo ha dicho. En la novela de 2010 – La estrategia del agua, editorial Destino – Bevilacqua vive en la España del derrumbamiento, del fin del espejismo y deja bastantes comentarios, al respecto. Lo que ha pasado en España, en el fondo, lo sabíamos todos y ha sido un fenómeno de auto estafa colectivo muy obvio. Una persona puede creer que comprando un apartamento puede ganar dinero seguro, puede estar despistada y creerlo. Cuando lo cree toda una sociedad es porque se está engañando, no pueden ganar todos siempre, se gana a costa de otros. Nos hemos hecho muchas trampas al solitario y nos hemos bebido las ayudas, los fondos estructurales… Ningún mercado funciona así y tampoco es ilimitado.

¿Tiene un personaje como ‘Vila’ más trabajo en época de crisis, tan rara y convulsa?

Tiene trabajo siempre y siempre más del que puede hacer. Ni éste es un país con mucha delincuencia ni a la policía española o a la Guardia Civil le faltan recursos, tienen la delincuencia bastante controlada pero siempre faltan brazos. Las investigaciones, cuando te enfrentas al crimen organizado, por ejemplo, son cada vez más complejas y requieren más tiempo y esfuerzo. En época de crisis hay más crímenes violentos, porque la gente está más irascible y menos paciente. Luego existe la vertiente de la delincuencia profesional, donde también llega la crisis. La falta de efectivo, igual que en el mundo empresarial estándar se traduce en insolvencias, en el mundo empresarial criminal se traduce en violencia, porque los narcos no pueden demandar a sus proveedores. Aún así, no existen grandes diferencias con otras épocas, no podemos decir que la crisis haya traído una explosión de violencia a la sociedad española. Al menos por ahora.

Imagen: Mara Torres junto a Lorenzo Silva en la entrega de los premios Planeta 2012 (© Doménec Umbert Todos los derechos reservados)

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Cultura, Libros

4 Respuestas a “Lorenzo Silva: “El autor debe saber que su trabajo se desarrolla a cuarenta años vista”

  1. ¡Buena entrevista, Cae! Tengo que reconocer que no había leído nada de este señor, y ahora que estoy dándole un meneo a las aventuras del amigo Carvalho y del señor Marlowe, lo tendré en cuenta. Y también a maese García Pavón, de quien desconocía hasta su existencia.

  2. Monstruo, que eres un monstruo! (Que calladito te lo tenías,ministro…)

  3. Listillo (ex Ursus)

    Enhorabuena por una entrada interesante y bien estructurada. Con que sólo sirviera para devolver a García Pavón al lugar que nunca debió abandonar sería ya un empeño de valor añadido. Con todo, hay que convenir que en tiempos de crisis es bueno el reciclaje. Y necesario. Posiblemente hubiera sido beneficioso (y un punto más honesto) para el lector el conocer que la entrevista no es reciente ni publicada por primera vez sino que lo fue hace más de un año (http://www.ucm.es/info/cv/vc11/03agosto2011.pdf), y que, por tanto, el no hablar del premio concedido no es tanto una opción deliberada (como parece darse a entender) sino que viene impuesta por la inexistencia del mismo en el momento en que se celebró la entrevista. El contexto de la entrevista original y la publicación en la que apareció quizá también hubieran debido citarse, por razones de honestidad tanto con el lector como con el medio que originalmente organizó y publicó la entrevista. Una oportunidad perdida, porque un autor literario no es normalmente el mismo antes de ser premiado que después, y hubiera sido interesante saber que las opiniones aquí reproducidas proceden de un autor previamente a su público galardón. En este contexto habría que traer a colación la discusión sobre la naturaleza del mencionado Premio Planeta, lo que nos llevaría a encendidas discusiones sobre la ética del mismo. Sin duda en el transcurso de estas consideraciones sobre la bien dotada presea aparecería más de una vez la palabra “estafa” aplicada a las aspiraciones de cuántos a él concurren pensando que poseen posibilidades reales de obtenerlo y de que se trata de un certamen auténtico. Una coincidencia, sin duda, porque en este contexto hay que señalar alguna transformación del texto original al aquí aparecido. En este último hace su aparición la expresión “auto estafa”. Sin embargo parece que el autor debería haber empleado en su lugar la palabra “autoestafa” (como aparece en el original) o quizá, aunque de modo más anticuado, “auto-estafa”. La primera expresión, tal y como se emplea en el texto ahora reciclado y aquí aparecido, nos habla más de un vehículo que no cumple las expectativas que de una estafa a sí mismo, como parece querer decir. Compárese la diferencia entre “automóvil” y “auto móvil”. La expresión usada “auto estafa colectivo” podría interpretarse quizá en el sentido de “autobús fraudulento” (por cierto, no “auto bus”). Del mismo modo y con similar sentido cabe señalar que no es lo mismo hablar de “auto plagio” que de “autoplagio”.

  4. Gracias, Ursus, por comentar.

    Qué listo eres, qué bien escribes. Eres mi ídolo, ya lo sabes.

    Efectivamente, no he hecho la entrevista hace dos días, sino hace más de un año, pero decidí aprovechar su contenido, dado que se me presentaba una oportunidad inmejorable para “darle salida” a un producto, firmado por mí, que apenas había tenido difusión en su soporte y formato original. Es conectar la noticiabilidad con tu producto. No pretendo ocultarlo, porque no es un pecado hacerlo ni pretendo colgarme ninguna presea, (¿Cuánto hacía que no usabas esa palabra, artista?)

    No creo que se me pueda achacar el pecado de falta de honestidad. Quizás sí de ser perro viejo y saber ver las oportunidades, utilizando las mañas del oficio. Por cierto… ¿te atreves a hablar de falta de honestidad ocultándote tras un seudónimo? Vale, muy coherente, todo. Algunas entradas de este blog no son recientes, sino también recicladas. ¿No has dicho nada al respecto de ellas? ¡Qué raro!

    No he ocultado la naturaleza no original de la entrevista, mis más cercanos lo sabían. Pero el grupo es muy reducido, así que una de dos: o me sigues los pasos desde hace cuatro o cinco años, husmeando cada cosa que lleva mi nombre, o eres más cercano a mí de lo que pensaba. Lo que me anima a desenmascararte algún día y obligarte a que me digas lo que piensas de mí a la cara y no trolleando como un vulgar adolescente resentido.

    Abrazos, querido

    PD: Que conste que García Pavón es un crack. Las aventuras de Plinio son altamente recomendables

Cuéntame algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s