Resbalón en la zona gris

Siempre es un motivo de satisfacción que a los autores españoles les vaya bien. Si se atiende al ascenso imparable de Javier Sierra es fácil hablar ya de un autor de género totalmente consolidado en el panorama literario nacional e internacional. Algo más difícil resulta definir cuál es ese género que domina con soltura y cuyo éxito de ventas es indudable, si atendemos a las listas y cifras al uso.

Tan aficionados como somos a etiquetar sin tino, algunos han bautizado a Sierra como el Dan Brown español. Quizás es demasiado benevolente. Para el Sr. Brown. Sierra es, indudablemente, mejor escritor que Brown. Quizás la identificación resulta más fácil por el género fronterizo donde el turolense se desenvuelve como pez en el agua: a medio camino entre el thriller, el trabajo de investigación, la ficción histórica y ese “terreno gris” de lo desconocido, la angeología, las “inteligencias superiores”, las segundas lecturas, los misterios y lo inexplicable. Y también por el momento en el que eclosionó la popularidad de su mejor obra, para mi gusto. “La cena secreta” fue la brillante apuesta de Sierra, en mitad de la vorágine desatada por “El Código da Vinci” de Brown.

El éxito de ventas de “La cena secreta” se vio refrendado más tarde con “Las puertas templarias“, “La Dama Azul” o “El secreto egipcio de Napoleón“, entre otros. El misil que era Sierra resultaba ya imparable y sus libros se vendían como churros, traducidos a todos los idiomas que se imaginen. Sin embargo, patinó sin remedio en “El Ángel Perdido” y ha vuelto a hacerlo, casi estrepitosamente, con su último best seller, “El maestro del Prado”

La historia, pretendidamente autobiográfica – algo secundario, siempre que el recurso funcione argumentalmente  – deja la desagradable sensación de ser descafeinada, escrita sin el empuje y la tensión tan característica del autor, presente en la gran parte de sus obras anteriores. Los personajes son planos. Planísimos. Resulta difícil identificarse con alguno de ellos y dejan también la triste sensación de estar definidos con trazos gordos, brochazos más bien, sin las sutilezas y la riqueza que se espera.

La trama, sostenida en una sólida argumentación documental e histórica, es, sin embargo, tremendamente previsible, avanza a trompicones y, en su recta final deja al lector con la incomprensible y desagradable idea de haber perdido el tiempo con la lectura. Y de no haber comprendido del todo qué pretendía contar Sierra en “El Maestro del Prado” El trabajo de investigación histórica, el fuerte del autor desde siempre, se ve malogrado por una escritura correcta pero descuidada, sin mimo, y por un desarrollo apresurado que no deja buen sabor de boca.

Sierra relata sus años universitarios en la residencia, en Madrid, su gusto por el arte y su devoción por las obras del museo del Prado. En una de sus visitas a este museo, entre clase y clase de Periodismo, conoce al “Maestro”, un enigmático personaje que le introduce en los arcanos de arte pictórico, en la simbología de muchos de los cuadros del Prado y en el inquietante mensaje que transmiten, a quien sabe interpretarlos.

A pesar del prometedor planteamiento, casi todo en “El maestro del Prado” parece estar a medias. Un personaje principal a quien le faltan un par de capítulos más de desarrollo, una historia frustrada de amor que ni siquiera despierta sentimientos de empatía por el antihéroe, algún amago de subtrama que no termina de cristalizar en nada concreto y un final francamente decepcionante, diluido en multitud de datos históricos, escasamente conectados con la “zona gris” de la que hablaba antes y que puede ser el enganche para los seguidores incondicionales de Sierra. Pero que no da lo que promete.

No quisiera ser malpensado, pero “El maestro del Prado” tiene pinta de ser, bien una obra de juventud, tamizada por la experiencia, retocada y sacada al mercado al calor de la popularidad de la “marca” Javier Sierra, bien un compromiso editorial de última hora, para aprovechar el empuje de esa ola de popularidad. Posiblemente Sierra se mantenga firme en las listas de más vendidos y, con un poco de suerte, encontrará de nuevo la piedra de toque que le devuelva a la cima. Pero, sin duda, no será gracias a “El maestro del Prado”. Confío en que no sea el principio del fin para Sierra. Totalmente prescindible.

Nota: 4/10

Titulo: El Maestro del Prado
Autor: Javier Sierra
Editorial: Planeta
Ciudad: Barcelona, 2013
ISBN: 9788408030690
Precio: 18€ (Casa del Libro), 9€ (e-book Amazon)
Web: Pagina oficial de Javier Sierra

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Libros

Cuéntame algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s