Un despropósito (en cuatro actos)

Venga, que no se diga. Sin que sirva de precedente voy a hacerle caso a mi madre y voy a matricularme en clases de inglés, que esto de estar un año y medio en paro te puede poner la cabeza loca. Y así socializas un poco ¿no, Brito?

Los antecedentes. El ‘bacgráun’

Se supone que mi nivel de inglés es medio-alto (muy alto si tengo dos copas de más) gracias al mejor profesor particular de inglés de la Comunidad Autónoma de Canarias. Loor y Gloria a Don José Rubio Sopesén, dicho sea de paso. Con un sistema educativo en idiomas – el oficial y reglado – que siempre ha ido a remolque y que ha presumido de bilingüismo, sin pasar de chapurreao en realidad, no me fue difícil destacar, junto con mis compañeros de particular, en el colegio y en el instituto. No recuerdo haber estudiado para un examen de inglés desde los doce o trece años y nunca he suspendido desde entonces.

El caso es que, a pesar de todo, nunca tuve ninguna “etiqueta de Anís del Mono” que certificase que, efectivamente, podría ver los capítulos de True Detective sin subtítulos (o casi), o que podría rescatar a una guiri borracha del acoso de un pueblerino libidinoso que, ante la pregunta Where’s my friend Kimberly? (¿Dónde está mi amiga Kimberly?) respondiese Sí, sí, vamos al ‘Berlín’, a tomar unos cubalibres, que te enseño una cosita.

Se supone que en las Escuelas Oficiales de Idiomas de este país te facilitan ese papelito, si vas superando los sucesivos cursos. De la utilidad, peso y garantía que ofrece ese papel fuera de nuestras fronteras hablamos otro día.

Me matriculé por libre (sin obligación ni necesidad de ir a clase presencial) hace unos años, en el nivel más básico que, sin que me diera vergüenza ajena, permitiera la expedición de un papel semejante. No estudié y lo pasé sin alardes, pero con dignidad.

Pero claro, el papel pone “Ciclo Elemental” y, a pesar de que las características del citado ciclo casan bastante con mi nivel intelectual y mi persona toda ella, me parecía más adecuado con la realidad y mi amor propio algo más “Superior”. Eso sí, era consciente de que, sin haber estudiado ni una línea en 25 años y hablando y escribiendo en inglés más por instinto que por conocimiento reglado… me iba a hacer falta ir a clases de nuevo (Don José, ¡¡qué desgracia, mire en qué tesitura me hallo!!)

El sainete. El ‘fáquinyóuc’ (Parte I)

apdrender inglesEso de ir a clase tiene su aquel, me apetece volver a estudiar, aprender más, refrescar cosas (lo necesito con urgencia) y conocer gente. Lo único que ocurre es que los trámites – en esto y en cualquier cosa – me dan mucha flojera. Y si es con un organismo oficial… más. He esperado hasta la última semana para la preinscripción, porque soy así. Me gusta el riesgo.

Aprovechando que pasaba cerca de la Escuela Oficial que me corresponde voy a por los impresos necesarios y me topo con el primero de varios muros: la incompetencia, la falta de empatía y la mala educación de algunos funcionarios

–Buenas tardes, venía a por los impresos de matrícula

–…

(Silencio y cara de orco de Mordor. Recojo el papel que ha estampado en el mostrador sin decir palabra)

–Perdone, ¿para solicitar una prueba de nivel, para saber en qué curso me corresponde?

–Tienes que rellenar eso, y descargarte el modelo 046 de Internet, rellenarlo también e ir al banco y pagar los 30,36€ de tasas de examen. Con todo eso vienes y entregas los papeles o los envías por correo

–Perdone, ¿tendría un papel y un boli para apuntar? ¿Modelo 046?

–Sí, modelo 046. 30,36€

(Me ha estampado un trozo de papel usado-reciclado y un boli en el mostrador, con la misma cara de ilusión que tiene que poner cada mañana, al salir de Mordor, para trabajar en un puesto pseudo fijo que costeamos todos)

Aquí se requiere una aclaración: como tengo una discapacidad igual o mayor a un 33%, no tengo que pagar tasas de matrícula, como he comprobado en mi anterior experiencia. Por eso temo que tampoco tenga que pagar nada por el examen y vaya a tramitar y pagar en balde. Aunque cojeo muy, pero que muy ostensiblemente y que se me ve llegar desde 200 metros, no me han preguntado si el que se inscribe soy yo u otra persona, ni siquiera cuando le pregunto si se trata de una tasa aparte de la de inscripción o matrícula, a lo que asiente con mala cara.

Me marché para casa, con la intención de informarme bien en Internet, además de cumplimentar el impreso de marras y el modelo 046 en un PDF, porque lo del formulario autocopiativo en papel me suena a postfranquismo. Se ve que no tengo mucha empatía con los orcos. O ellos no tienen mucha conmigo. No quería pillarme un cabreo.

El sainete. ‘Isdegüebmaderfaquer’ (Parte II)

Total que, ya en casa, me siento delante de la pantalla y me encuentro con un esperpento de web, que parece recién salida de la peor pesadilla de Bill Gates, en los tiempos del Netscape, los pantallazos azules y los módems que hacían ruiditos. Me cuesta 20 minutos encontrar la información que necesito y rellenar el PDF de inscripción. El gestor de este engendro debe pensar que responsive design es una marca de natillas o algo.

Afortunadamente, en lugar de firmar, hay que dar por bueno un fragmento de texto legal donde se acredita que “juro o prometo que los datos consignados, etc. etc.” No habría estado mal poder firmar el PDF con el DNI electrónico pero, por experiencias previas con las instancias oficiales… casi mejor. El proceso no ha sido corto, precisamente, he tenido que navegar por dos páginas diferentes (aparentemente) y hacer malabares para “rescatar” el resguardo o copia del PDF de inscripción, pero se trata de un mal menor.

21808-944-550

Aunque me temo que el orco de Mordor me ha soltado una retahíla aprendida y no tiene ni idea de lo que se hace con los “tulliditos”, busco el modelo 046 de marras y me doy cuenta de que es un impreso para pagar todo tipo de impuestos, tasas y mandangas relacionadas, en última instancia, con el gobierno regional y el ministerio de Hacienda. Mal vamos.

Necesito saber una serie de códigos que especifiquen qué estoy pagando, para qué organismo y desde dónde. Me toca volver a la web infernal de la EOI y buscar ayuda. Tras otros 20 minutos (que en Internet equivale, más o menos, al tiempo que necesitas para ver la peli El día de la marmota unas cuatro veces) encuentro una guía paso a paso, con los códigos específicos para lo que necesito. Bien, un paso adelante.

Vuelta al 046. Opto por el pago telemático, que está permitido. Me ahorraré ir al banco y, aunque me temo que no me corresponde pagar, ya me pelearé para reclamar el dinero (escalofrío al anticipar la situación). En una plataforma distinta a la de la EOI, intento rellenar el 046 y… Error. Es necesario y OBLIGATORIO utilizar el navegador Internet Explorer para el trámite. El mismo navegador que la propia Microsoft ha jubilado tras veinte años de fracasos frente a otras alternativas, más rápidas, sólidas y con menos fallos.

Como defiendo el software libre uso un sistema operativo Linux en mi ordenador. Toca reiniciar el PC, arrancar el maldito Windows y repetir el proceso, otros 20 minutos. Tras varias intentonas cosecho sendos errores por motivos que desconozco. Frustrado y cagándome en Montoro y en el orco de Mordor… reviso con calma (perdiéndome en la web infernal por tercera vez) los requisitos de inscripción de la EOI y compruebo aterrado que, efectivamente, no tengo que pagar nada, ni por la matrícula ni por el examen.

Reúno toda la documentación en formato digital y la envío por correo electrónico. Aunque estoy seguro 99,9% de que está todo correcto, tengo dudas respecto del pago, no quiero correr riesgos y quedarme fuera por una tontada, así que en el correo electrónico digo, literalmente, lo que sigue:

Envío adjunto en este mensaje el impreso de preinscripción rellenado junto a la copia del certificado de discapacidad mayor del 33%, emitido por la Junta de Castilla y León, y copia del DNI (descargable en el enlace) a fin de completar el proceso de preinscripción. NOTA IMPORTANTE: Les ruego me confirmen que, debido al grado de discapacidad superior al 33%, estoy exento del pago, tanto de las tasas de matrícula como de las tasas de las pruebas de calificación para, en caso contrario, poder realizar el pago antes del día 27 de marzo.

Muchas gracias por su atención

Atentamente

El desenlace. Disisdiénmaifrén

Evidentemente, ni me han respondido ni han acusado recibo ni tengo noticias de cuál debe ser mi siguiente paso para comprobar cómo va el proceso. No sé si debo visitar la web infernal compulsivamente hasta que se publique alguna lista o me escribirán, no sé si he cometido un fallo de forma o he conseguido superar la gymkana tecnológica. De hecho, tengo dudas de que sepan diferenciar entre un PDF adjunto normalmente a un correo y un enlace a Dropbox, con una copia de mi DNI. Si el Inernet Explorer es su referencia de vanguardia tecnológica, a lo mejor con la documentación “en la nube” les explota la cabeza.

Lo que sí que sé a ciencia cierta es que no quiero volver a enfrentarme al orco de Mordor sin educación, que ya se me han pasado un poco las ganas de ir a clases de inglés y que, por haber publicado esto, a lo mejor no me aceptan en la Escuela. A lo mejor me tengo que conformar con mi título elemental.

Porque en este país la Administración, la integración tecnológica, la educación, la empatía, la eficiencia, un porcentaje muy alto de funcionarios y de responsables políticos son así. Elementales. Querido Watson.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Reflexiones e Idas de Olla

3 Respuestas a “Un despropósito (en cuatro actos)

  1. Miguel Ángel Cuesta

    Reblogueó esto en Salamanca accesibley comentado:
    Ya hemos comentado algunas veces que la accesibilidad no consiste exclusivamente en construir sin barreras físicas o eliminar las existentes. Hay aspectos como la administración electrónica, la simplificación de trámites, la accesibilidad web, la utilización de las TIC, etc… que permiten un acceso y un manejo universal de la información capacitando a cualquier persona, independientemente de su situación, a comunicarse, en este caso con la administración, y resolver los asuntos públicos y privados a los que como ciudadanos, tenemos derecho.
    Y si todo ésto falla, rezar para que nos toque “un orco”.
    César Brito nos recrea este despropósito en cuatro actos en su primera colaboración en este blog. Gracias.

  2. Ele

    Jajajajajaja, César, no había tenido tiempo hasta ahora de leer esta entrada y me estoy “meando toa” (#pisinolmaiself). Por cómo lo cuentas, porque lo que cuentas es como para echarse a llorar. Cuánto inútil, engañabobos, orco de Mordor y cretino hay por ahí suelto y con un trabajo, qué lástima. Por cierto, ¿te puedo hacer un comentario fruto de mi deformación profesional? Yo sé que sí, que tú las críticas constructivas las aceptas estupendamente, es que es mi última obsesión. En esta frase: “busco el modelo 046 de marras y me doy cuenta que es un impreso para pagar todo tipo de impuestos…”, te falta un “de”. “Me doy cuenta de que es un impreso…”, no hay que hacer dequeismos, pero tampoco pecar por defecto. Para mi es fácil, si tú preguntas “¿de qué te das cuenta?”, ahí te das cuenta de que, en la frase en positivo debes poner el “de”. Ánimo, no cejes en tu empeño de estudiar inglés, o ruso, o francés o suajili, abre la mente y sobre todo te hace conocer gente (a mi me vendría muy bien ahora).

    • Querida Ele:

      Debes ser la única lectora que me queda, habida cuenta de la frecuencia con la que posteo. Te agradezco tu fidelidad desde hace tanto y que siempre tengas palabras amables (y de ánimo) Cuando consiga entrar en la EOI (si es que me admiten, después de esto) os iré contando. Por cierto… toda la razón en el “dequeismo” Ya está cumplidamente corregido. Gracias por hacerlo notar. Besos mezclados de chipotle y habanero 😉

Cuéntame algo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s